Propósitos para este Nuevo Año 2018…

5. Vive por fe:

A veces no nos damos cuenta de la importancia de esta frase, incluso suele suceder que la pronunciamos para referirnos a un asunto en particular,pero la pronunciamos de manera ligera…

Sin embargo a vivir por fe nos ha mandado el Señor, y esto hace referencia a vivir en dependencia de Él y solo de Él, ya que nuestro Dios es más grande que cualquier problema o circunstancia que podamos tener actualmente.

La vida de dependencia de Dios no es nada fácil, pues demanda de parte de nosotros una confianza exclusiva en que Él obrará conforme a sus propósitos… y ese es uno de los principales puntos de este ítem, nuestra vida anhela cosas y espera alcanzar metas y proyectos, pero debemos vigilar y tener cuidado al examinar nuestro corazón frente a lo que se nos presenta en la vida, el Rey David cuando oraba a Dios decía:

“Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí.” (Salmos 51:10)

Esta actitud de David habla mucho de lo que había en su corazón al reconocer que solo Dios puede dictar lo que es recto y bueno para el ser humano, por eso él (David) pedía a Dios un corazón limpio, de manera que al colocar nuestros sueños y metas en las manos de Dios y dejar que él obre conforme a su Voluntad para nosotros trae no solo bendi

ción para nuestra vida, sino que además nos inunda de paz al tener presente que su mano poderosa nos sostendrá en cada aspecto que le hayamos entregado.

Vivir en dependencia de Dios también tiene que ver con no angustiarnos ni tomar decisiones fuera de su voluntad, debemos descansar en su promesa de que Él estará con nosotros hasta el fin del mundo, y siendo un Dios Todopoderoso nada se le podría salir de control, ni escapársele, de manera que esto debe traer esperanza a nuestro corazón…

 

 

Vivamos por fe y dejemos que sea Dios quien apareje nuestro camino a su lado cada día.

Filipenses 4:6-8: >>Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús<<.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *